LA ESCALA TÓXICA

Actualizado: 26 de nov de 2020

Así como existe una escala para medir los elementos o productos tóxicos que nos pueden envenenar el cuerpo, así podemos medir qué tan tóxica es una persona en un determinado momento.




Por ello, proponemos una herramienta práctica para saber cuando huir o cuando mentenerse cerca de una persona dependiendo de su nivel de toxicidad.


También nos podrá ser útil para conocer a una persona y si debemos o no darle una o más oportunidades.

“Te has encontrado en una situación en dónde detectas que un amigo o familiar te dejan drenado cada vez que platicas con ellos?”

En el siguiente artículo encontrarás algunas respuestas y estrategias, ya sea para quedarte en la relación, o huir como Forrest Gump de la misma.


Run Forrest, Run!


Escala Tóxica de la Personalidad

Si la toxicología es una ciencia que identifica, estudia y describe la dosis, la naturaleza, la incidencia, la severidad, la reversibilidad y, generalmente, los mecanismos de los efectos tóxicos que producen los xenobióticos que dañan el organismo, entonces podríamos inferir que La toxicología de la personalidad, es el método que identifica, estudia y describe la dosis, la naturaleza, la incidencia, la severidad, la reversibilidad y, generalmente, los mecanismos de los efectos tóxicos que producen las acciones realizadas por personas tóxicas, que dañan la energía de las personas y sus emociones, y que determinan qué tan tóxica es una persona.

Muchas veces hemos escuchado que existen personas tóxicas y por supuesto las hay. ¿Pero cómo determinar si una persona es realmente tóxica o nos lo estamos imaginando? Existen muchos artículos que hablan de ello, pero recientemente encontré uno que me pareció muy interesante: “8 Things the Most Toxic People in Your Life Have in Common” de la revista Psychology Today.

El artículo enlista algunos rasgos que la mayoría de las personas que podríamos llegar a considerar como tóxicas, tienen como común denominador:

- Las personas tóxicas son manipuladoras

- Son personas que prejuzgan fácilmente

- No toman responsabilidad de sus propias emociones

- Nunca piden perdón ni reconocen sus errores

- Son inconsistentes con sus puntos de vista y su humor es muy cambiante

- Prueban tu lealtad constantemente

- Provocan que te defiendas constantemente

- No son empáticas con las necesidades de los demás

Esto no significa que tengan un desorden de la personalidad, sin embargo, pueden ser indicios de un trastorno de la personalidad, por lo que es necesario estar alertas ante estos comportamientos en tu relación o presentes en cualquier persona en tu vida.

A continuación, ponemos a tu consideración una escala práctica que te puede ayudar a saber cuándo cuándo correr o cuándo quedarte en una relación, o simplemente para que tengas cuidado si te encuentras ante una situación de persona tóxica que puede afectar tu espacio de trabajo, tu relación de pareja, de amigos o de familia.

ESCALA TÓXICA MZ20


Comencemos con las personas imprudentes. Nivel 10. Todos podemos llegar a ser imprudentes sin intención, pero las personas tóxicas, no se darán cuenta de ello, por lo que no pensarán en ti. Eso significa que no son empáticas con las demás personas. No ser empático de los sentimientos de los demás puede ser un rasgo de psicopatía, aunque en este primer nivel 10, no debemos considerar a nadie como una persona altamente tóxica si sólo lo ha hecho una sola vez. Si su imprudencia se vuelve cada vez más intensa, entonces definitivamente tendríamos que considerar a esa persona con un nivel de toxicidad más elevado, y deberíamos prender todas las alarmas. En este nivel, sólo es necesario observar y estar atento.

Todos los seres humanos podemos ser tóxicos de cierta manera en determinadas situaciones, y eso no significa que tengamos una personalidad tóxica per se. Es la intensidad y la continuidad de las acciones las que hacen a una persona tóxica por naturaleza o no. Es importante no enfrascar impulsivamente a nadie en ninguna escala o descalificación, pues eso nos convertiría en personas tóxicas. Esta escala es para comenzar por nosotros mismos y hacer un acto de reflexión para saber qué tan seguido nosotros nos podríamos calificar en la escala tóxica, y tal vez descubrir que nosotros somos la fuente de toxicidad. Una vez hecho este examen de conciencia, podríamos comenzar a observar y analizar de manera más objetiva nuestro entorno y las actitudes y acciones de los demás.

Nivel 20. No deberíamos considerara a las personas hipersensibles como tóxicas de facto, ya que esto depende de cada persona y si alguien es muy sensible, no debería ser considerada como tóxica, sin embargo, es importante permanecer atentos a la intensidad de la hipersensibilidad de la persona, y si esa hipersensibilidad comienza a estar dirigida hacia ti. Entonces esta situación se podría complicar y deberías prender todas las alarmas si esto persiste por mucho tiempo o si esos sentimientos están dirigidos solamente hacia ti.

En el Nivel 30. la situación se torna un poco más complicada y requiere de toda tu atención. Si alguien malinterpreta tus comentarios de manera cotidiana, es posible que es persona no tenga suficiente capacidad intelectual o raciocinio para entender situaciones complejas, por lo que no deberías considerarla como altamente tóxica. Por otro lado, si es una persona que malinterpreta lo que dices de manera constante y eso te provoca problemas con otras personas, entonces deberías subir de Nivel y considera a esa persona como tóxica definitivamente. En las tres primeras escalas, deberías de incluir a aquellas personas que son difíciles, tal vez complicadas pero no necesariamente tóxicas y no deberías salir huyendo a la primera.

A partir del Nivel 40. en la escala tóxica de la personalidad, deberás tomar distancia, aunque no bloquear a esa persona de tu vida necesariamente, a menos que, como ya hemos indicado, la intensidad de las acciones nos lleve a solicitar ayuda de forma inmediata y alertar a los demás. Las personas egoístas abundan y todos somos egoístas en gran o pequeña escala, pero cuando una persona es completamente egoísta y no aporta nada en tu vida, pues lo lógico sería alejarte sin causarle daño a esa persona, simplemente, retirarte. Es parte de la libre elección que tenemos los seres humanos de elegir personas que nos aporten a nuestro crecimiento personal, y una persona egoísta, jamás lo hará.

En el Nivel 50 y 60. Están todas personas dramáticas por naturaleza y las demandantes. Recordemos que “misery likes company”. Las personas dramáticas tratarán de llevarte a su centro de gravedad a toda costa, ya que ahí, en su centro gravitacional emocional, a estas personas no les gusta salir de ese centro de gravedad lleno de miseria, pero no les gusta estar solas. Es la paradoja de las personas auto victimizadas.

De los siguientes niveles, del 70 en adelante, hablaremos en otro artículo, pero lo que podemos adelantarte es que debes poner tierra de por medio si te encuentras a una persona que obtenga una calificación por arriba de los 60 en la escala tóxica MZ20. Si detectas a personas en esos niveles: Run Forrest, Run!

108 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo