NAVIDAD NARCISISTA Y EL CONTACTO CERO.

La paradoja de perder a la familia para siempre.



Johannes Paulus Moreelse, o Johan Pauwelszon Moreelse (Utrecht, ca. 1603– misma ciudad, 1634)


Especialistas tanto españoles como americanos muy reconocidos, han incluso escrito acerca de la manera de alejarse de manera inmediata, inteligente y absoluta de un narcisista, sin embargo, existen como en cualquier método o alternativa dentro del vasto universo de la consejería de salud mental respecto a cualquier tema, situaciones más complejas que merecen que nos detengamos a pensar más detenida y profundamente acerca de las alternativas que se pueden encontrar cuando no se puede ejercer el contacto cero. En específico, me refiero a situaciones en las que no se puede ejercer el contacto cero en las familias latinas o mexicanas.


En el mundo de la consejería y terapia de salud mental acerca de personas narcisistas, se puede fácilmente encontrar en las redes sociales o en la internet una visión de contacto cero mayoritariamente enfocada a la pareja y no tanto al sistema familiar. El contacto cero ejercido con relación a la madre o padre es menos común que la fórmula del contacto cero con la pareja.


Existen también muchísimas referencias a la pareja narcisista con la que se ha formado una familia, con la que se tienen hijos y con la que de manera tajante se ofrece la alternativa del contacto cero. Por ello, creo que es importante matizar el contacto cero cuando no es posible ejercerlo o llevarlo a cabo al pie de la letra al tratarse de la madre o el padre narcisista. Es importantísimo que se entienda que ejercer el contacto cero significaría exiliarse de la familia por completo. Para el chivo expiatorio no será tan difícil como para los demás hermanos, pues el expulsado del sistema, es posible que de cierta forma no mantenga una psico dependencia y que también de cierta forma haya ejercido el contacto cero desde su juventud muy temprana. El exilio del chivo expiatorio ya sea de forma voluntaria o provocada es un tipo de contacto cero.


Existen muchas formas de expulsar al chivo expiatorio de la familia, una de ellas será el manejo y acceso a la información al interior del sistema familiar. El padre o la madre narcisista limitará de manera sistémica el acceso a la información sobre asuntos familiares, ya sea información del negocio de la familia, acerca de una enfermedad de uno o varios miembros del sistema, la situación financiera de la familia, etc. Las familias con el trastorno narcisista de la personalidad en alguno de los miembros, padre, madre o hermanos, optará invariablemente por comenzar a cortar la información que se comparte con los hijos que forman parte de la secta familiar narcisista, pero sistemáticamente con el chivo expiatorio sobre por los demás hermanos. La secrecía que reinará dentro del sistema es una forma de rechazo hacia el hijo chivo expiatorio. El sigilo selectivo será una herramienta que ejercerá el sistema familiar como una herramienta sutil de agresión pasiva y, como una forma de contacto cero forzado. De este tema hablaremos en otro artículo más adelante.


Poner en marcha la estrategia del contacto cero por parte del chivo expiatorio se dará casi siempre después de años de abuso pasivo por parte del sistema. Lo anterior significará romper toda relación con el sistema familiar, lo que tendrá enormes consecuencias para el chivo expiatorio. Muchos de los changos voladores no podrán jamás ejercer el contacto cero. El autoexilio o contacto cero será para el chivo expiatorio un ejercicio muy difícil, pero de enorme liberación y sanación personal, pues el autoexilio será mejor que estar físicamente en una familia, pero expulsado de facto por el sistema narcisista, y esta situación representa una muerte en vida para el chivo expiatorio. Es el equivalente a estar pero no pertenecer. La invisibilidad es una herramienta de abuso emocional.


Entonces el contacto cero tiene un doble filo cuando se trata de sistemas familiares narcisistas. ¿Exiliarme o no exiliarme de la familia? Ese es el dilema.


El costo de salir del sistema de abuso de la familia es enorme como ya lo comenté, pero la recompensa es invaluable. Sin embargo, para muchos miembros de la familia el costo del contacto cero es simplemente insoportable, impensable y fuera de toda posibilidad. Para esos miembros de la familia que por alguna razón no pueden o no desean salir del sistema familiar del todo, tendrán que aprender necesariamente técnicas para no salir dañados y poner límite al abuso, para mantener una distancia lo más saludable posible sin cortar con los lazos consanguíneos. Deberán aprender a tener algunas consideraciones con el sistema familiar, algún tipo de contacto, algún tipo de interacción y algún tipo de cercanía con el sistema. En estos casos, en los que se opta por no ejercer el contacto cero porque el peso es enorme para la víctima del sistema familiar, no es recomendable el auto exilio pues la medicina sería más cara que la enfermedad.


Es posible que pudiéramos hablar de un contacto 80/20, es decir, mantener un veinte por ciento de contacto con el sistema, lo suficiente para poder soportar el distanciamiento con la familia. Esto no es recomendable por supuesto cuando el sistema es sumamente abusivo, o en los casos de que no se haya sanado por completo pues se estaría cayendo en una psico dependencia. El contacto 20% se deberá dar cuando posiblemente hayan pasado años y años de sanación personal, de ayuda psicológica y cuando el miembro del sistema familiar haya aprendido técnicas de protección personal ante el abuso del sistema.


En otros casos, - más comunes de lo que la mayoría de las personas pudieran pensar – son aquellos que se presentan cuando los hijos viven con los padres, e incluso cuando los hijos o alguno de ellos están a cargo de ellos. En América Latina esto es muchísimo más común que en países como Estados Unidos o países europeos, en donde el contacto cero será más fácil de ejercer por el tipo de cultura familiar y el tipo de vínculos familiares que son parte de culturas más desprendidas del núcleo familiar. Por ello es necesario entender que el contacto cero no es tan determinante como un único tipo de alternativa cuando se trata de la familia, aunque sí muy recomendable.


Es importante no desestimar los beneficios del contacto cero, ya que son extraordinarios y muy necesarios en la mayoría de los sistemas de abuso narcisista, pero en algunos casos podrían ser intermitentes o temporales, más que definitivos. Un ejemplo de esto podría entenderse en las reuniones familiares ocurridas durante las fiestas navideñas, en donde pasar Navidad fuera de la familia cercana provocaría tal vez un enorme sentimiento de aislamiento si se decide tener contacto cero.


A pesar de que en lo personal he dicho siempre que el costo del contacto cero es enorme y con una recompensa brutalmente sanadora -sobre todo en culturas mexicanas o latinas en donde los momentos de las fiestas Navideñas son sumamente importantes- será sumamente complicado para cualquier víctima renunciar a estos momentos de unión familiar, a pesar de que esta unión sea con un sistema familiar narcisista, lleno de abuso y agresión pasiva.


Por ello podríamos utilizar y practicar técnicas como “la piedra gris”, que es algo como una combinación de taoísmo, caridad cristiana e inteligencia emocional al mismo tiempo. Se requiere de años de aprendizaje para no caer en las provocaciones del sistema familiar.


Recuerda que el narcisista dentro de la familia ya sea el padre, la madre o alguno de los hermanos, conocen perfectamente los botones que te hacen perder la cordura, pues fueron ellos mismos quienes los instalaron en primera instancia (Zermeno, 2020).


Se recomiendan las siguientes técnicas o estrategias para pasar una Navidad con el sistema familiar narcisista:


1. Practica y estudia métodos de inteligencia emocional

2. No reacciones ante las provocaciones

3. No tengas expectativas falsas. Las provocaciones estarán a la orden del día

4. Trata de no dar ninguna razón para la provocación, aunque sepas que estarán presentes de cualquier forma

5. Da las gracias en todo momento

6. Huye de los espacios y practica la técnica de la piedra gris

7. No muerdas ningún anzuelo narcisista

8. Toma recreos continuos. Sal a la tienda, ve al baño, distráete viendo la televisión, etc.

9. Sé breve, trata de llegar un poco antes, pero planea despedirte antes de que termine la reunión. Los narcisistas planean siempre el GRAN conflicto para el postre.


Espero que este artículo sea de utilidad para que pases una Feliz Navidad y que puedas transitar hacia un 2021 de manera plena, sabiendo que hiciste todo lo que inteligentemente estuvo de tu parte para tener ese contacto 20% con tu sistema familiar. Entender es sanar, y sanar es tomar control de tu entorno, de tu vida y de la relación que tienes con tu sistema familiar narcisista.



285 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo